Coaching nutricional – la llave hacia el éxito

Breve Historia del Coaching y Evolución

El Coaching nace en EEUU en los años 70 dentro del ámbito del deporte de élite, se trataba de enseñar a los deportistas una serie de técnicas para que consiguieran superar sus metas (Coaching Deportivo). Su precursor fue Timothy Gallwey. Él se dio cuenta que el peor enemigo de un deportista era su propia mente y desarrolló una serie de libros para ayudarlo a superar bloqueos y obtener un mayor rendimiento.

Desde un comienzo el método mostró resultados sorprendentes y se empezaron a montar escuelas deportivas bajo la licencia de su obra, llamada Inner Game.

Sir John Whitmore, discípulo de Gallwey, observó la gran similitud entre el mundo deportivo y el empresarial y logró adaptar exitosamente el procedimiento a este medio dando lugar al Coaching Ejecutivo, quizá la más conocida en este momento.

En los últimos años Thomas J. Leonard, al que se le conoce como padre de Coaching Moderno, desarrolló un tipo de Coaching dirigido a mejorar la vida personal de los individuos, se denomina Life Coaching o Coaching Personal.

En la actualidad existen multitud de escuelas de Coaching, cada una con sus modelos y postulados. Entre las más destacadas se incluyen el Coaching Ontológico, DBM y Tavistock.

El Coaching, como axioma fundamental, se basa en la observación y subjetividad de la acción humana para el desarrollo, desde una perspectiva personal y privada.

Origen del Término Coach

coachingnutricionalLa historia apunta hacia los siglos XV y XVI, cuando empezó a hacerse muy popular la ciudad húngara de Kocs. Esta ciudad se convirtió en parada obligada para todos los viajes de esta zona de Europa, y se empezó a hacer muy común el uso de un carruaje caracterizado por ser el único provisto de un sistema de suspensión. Además, destacaba por su comodidad frente a los carruajes tradicionales. Así comenzó a hablarse del kocsi szekér, o sea el ‘carruaje de Kocs’, símbolo de la excelencia.

De esta forma, el término kocsi pasó al alemán como kutsche, al italiano como cocchio y al español como coche.

Es así como la palabra “coach”, derivado de “coche”, cumplía la función de transportar personas de un lugar a otro. El coaching, de alguna manera, también transporta a las personas de un lugar a otro. Es decir, del lugar donde están, adonde quieren llegar. La única distinción, dentro de esta analogía, es que el coach no es quien carga con el viaje, ni es responsable del rumbo y decisiones que el “conductor” (cliente / coachee) tome a lo largo del proceso.

Coaching Nutricional

La alimentación es un acto básico en la vida del ser humano. Más allá de aportar los nutrientes esenciales al organismo, está vinculado a multitud de factores culturales y emocionales.

En la consulta de nutrición, cada día nos enfrentamos a más casos de sobrepeso, obesidad y trastornos de la conducta alimentaria. Una de las tareas del dietista- Nutricionista consiste en educar a los pacientes/clientes sobre las pautas alimentarias adecuadas en función de sus necesidades.

Hasta aquí todo parece sencillo, el paciente no sabe que debe comer y el Dietista-nutricionista le facilita una dieta y una serie de consejos para mejorar su alimentación. El problema surge cuando el paciente no es capaz de seguir las pautas preescritas por el profesional o le miente en las revisiones, de tal manera que los objetivos propuestos nunca se llegan a cumplir causando estrés y desesperación tanto al paciente como al profesional.

El Coaching Nutricional es una herramienta de aprendizaje y autoconocimiento a través del diálogo, mediante el cual el paciente puede alcanzar sus objetivos de forma exitosa.

 El proceso de Coaching es totalmente confidencial y centrado en el paciente. Es éste en última instancia el responsable de conseguir o no los resultados esperados.

El papel del Dietista- Nutricionista –Coach será por tanto similar al del entrenador personal, pues no sólo pauta el tratamiento, si no que le guía en el proceso motivándole, resolviéndole dudas y reforzando su autoestima.

El Coaching Nutricional está especialmente indicado para aquellas personas con historias de fracasos en regímenes de adelgazamiento, trastornos de conductas alimentarias (comedores compulsivos, anorexias, bulimias…) o personas con alto nivel de estrés.

Como todo proceso de aprendizaje, no se produce de un día para otro, ni tampoco se prolonga de manera indefinida. Lo ideal es poder combinar las sesiones de Coaching con consultas de seguimiento nutricional.

Aruka Chapinal

Dietista – Nutricionista

Coach

arukachapinal.blogspot.com