Verónica Ruiz: Psicóloga e Instructora de Pilates

Verónica Ruiz fue premiada en nuestro pasado Concurso de Fotografía 2016. Aquí nos cuenta algo sobre ella, su profesión y su entendimiento del método pilates.

 

Escrito por Verónica Ruiz

Tantas veces me han preguntado: “Si eres psicóloga, ¿qué haces dando clases de Pilates?

Soy de la opinión que las cosas suceden por un motivo;  que las elecciones, aunque no seamos plenamente conscientes, tienen un propósito y todo está interconectado. A esa pregunta me gusta responder:   “Mover tu mente y el cuerpo le seguirá”

Desde los 8 años llevo trabajando con mi cuerpo. Afortunadamente practiqué gimnasia rítmica en alto rendimiento y tuve la oportunidad de sentir y expresar con el cuerpo en movimiento, de aprender a controlar situaciones de presión y nervios ante un jurado pendiente de la ejecución de mi ejercicio. También de adquirir la disciplina del entrenamiento, de pensar y de sentir para mejorar.  

Mi carrera deportiva culminó con la titulación de técnico deportivo en esta disciplina, lo que me llevó a la fase de la enseñanza, en la que pude “entrenar” desde el otro lado, desarrollando cierta intuición y sensibilidad ante el movimiento ajeno para  sacar el máximo rendimiento de otros cuerpos sirviendo de guía. Sinceramente creo que ahí empezó  todo…. Y yo aún no lo sabía.

Paralelamente a la etapa de entrenadora terminé la Licenciatura en Psicología, en la que hice énfasis en Psicología  aplicada al deportista y en RRHH. Tras algún tiempo apartada de la enseñanza deportiva, y coincidir con un amigo operado de hernia discal que me hablaba maravillas de Pilates y la rapidez con que mejoraba su calidad de vida,  me animé probarlo. Así comencé este viaje, comprobando en primera persona lo que este genio y revolucionario del cuerpo en movimiento creó. Me fascinó y pronto comencé a interesarme por formación para ser instructora, hasta el punto que decidí  dar un giro de 180º  a mi vida y dejé el trabajo que tenía por aquel entonces, convencida de que integrando mis conocimientos, habilidades y competencias personales  y profesionales adquiridas hasta el momento, aguardaban un futuro laboral en el que me sentiría plenamente realizada. 

Inicié la formación en Madrid con la escuela Movimiento Pilates.

 Considero que en esta profesión el aprendizaje es infinito, ya que trabajamos con cuerpos en movimiento que a su vez tienen necesidades y características diferentes; por lo que la cantidad de variables que manejamos a la hora de pautar un ejercicio crecen exponencialmente.

El trabajar junto a Tony Balongo en Valencia Classical Pilates me ha dado la oportunidad de profundizar en el método y tener la visión de trabajo original planteado por J.H. Pilates

Actualmente  me encuentro en el programa de profesores  Pilatistic Old School, máster impartido por Marian Tarín y Miguel Jorge en Tiana (Barcelona). Entre tantas formaciones que existen actualmente me por decidí está por diversos motivos. En primer lugar por la calidad humana de Marian y Miguel; por su forma de transmitir y compartir el conocimiento. En segundo lugar, por el respeto con el que enseñan el método; el mismo respeto que muestran a la diversidad de cuerpos con los que trabajan permitiendo desarrollar el mayor potencial de cada instructor. Y por su bagaje y línea de trabajo en coherencia con  lo que transmiten en la práctica.

Siempre que puedo me escapo a entrenar y compartir con otros instructores. Miguel Silva de Universo Pilates Sevilla es uno de ellos, y hay otros tantos con los que también espero tener la oportunidad, así como con compañeros de máster y colegas de profesión.

Como profesional, me siento afortunada de dedicarme a lo que verdaderamente me apasiona. Considero que: cuidado, responsabilidad, respeto y conocimiento son interdependientes; por ello mi objetivo es continuar adquiriendo el conocimiento desde fuentes fidedignas, estar en continua práctica y aprendizaje para comunicar un Pilates con el respeto y cuidado que el método original merece. Trabajar desde la unidad mente-cuerpo es mi responsabilidad. Me gusta implicar cognoscitivamente a mis alumnos en cada sesión de entrenamiento, que aprendan la transferencia de Pilates a sus vidas cotidianas y a cualquier actividad que realicen. La comprensión genera cambio, y éste, si es bien integrado, pasa a crear nuevos patrones cognitivo-conductuales.

 VeronicaRuizJimenez

Muchas gracias Andrea por cederme este espacio.

Saludos, Verónica Ruiz.

(VRJ Pilates Instructor)