Pilates y condromalacia rotuliana

La condromalacia rotuliana es el reblandecimiento y degeneración del cartílago que se encuentra por debajo de la rótula que puede desembocar en gonartrosis (artrosis de rodilla).

Está causada por la realización de esfuerzos repetitivos o excesivos, microtraumatismos, mala alineación de la rodilla y descompensación muscular ( en su mayor parte por hiperpresión externa de la rótula).

Aparece sobre todo en mujeres jóvenes.

Los síntomas más significativos son:

* Dolor en la cara posterior de la rótula que empeora al subir escaleras; al levantarse de una silla, sobre todo tras estar un tiempo prolongado sentado y al agacharse.

* Crujido o crepitación al flexionar o extender la rodilla, sobre todo si se realiza una contracción intensa del cuádriceps (sensación arenosa).

Es muy importante realizar una buena rehabilitación fortaleciendo y flexibilizando toda la musculatura periarticular (principalmente el vasto interno del cuádriceps para realinear la rótula, que suele estar desplazada hacia la parte externa) para evitar la compresión y el sufrimiento del cartílago articular, evitando así una posible cirugía. Por ello con el Método Pilates podemos obtener gran beneficio en esta patología.

Hay que tener en cuenta unas cosideraciones importantes: no bloquear la rótula en la extensión de rodilla, evitar la flexión de más de 90º sobre todo en carga, trabajar con una buena alineación de miembros inferiores, insistir en el trabajo excéntrico de la musculatura, realizar los estiramientos de forma suave y mantenida.

Ejercicios que podemos utilizar:

REFORMER:

-Foot work: realizar todo el recorrido de extensión de la rodilla pero sin bloquear la rótula, evitar una flexión excesiva. Podemos limitar también el recorrido a los últimos grados de extensión para insistir así en la potenciación del vasto interno del cuádriceps.
-Running con buena alineación de rodillas.
-Serie Isquiotibial.
-Elephant: para estiramiento de musculatura posterior, insistir en elongación de columna y pelvis neutra para estirar bien los isquiotibiales a nivel de su inserción superior.
-Splits: para fortalecer adductores y abductores insistiendo en el trabajo excéntrico.
-Ejercicios con la plataforma de saltos: para mejorar propiocepción o reeducar gestos deportivos.

CADILLAC:

-Push trough para flexibilizar cadena posterior, insistir en evitar la rotación interna de cadera o rodilla.
-Ejercicios de piernas con muelles.

SILLA: la utilizaremos una vez que la persona ha adquirido suficiente fuerza y control, ya que aquí trabajamos con mucha carga y la rodilla se podría resentir.

-Press down: si se ejecuta de lado, poner los pies en posición Pilates para que el compartimento interno de la rodilla permanezca abierto y la rótula no comprima. Estamos reeducando el gesto de subir escaleras o levantarse de la silla. Una vez dominado el ejercicio es interesante introducir un disco rotatorio bajo el pie del suelo para trabajar la alineación.
-Going up front/side: es importante bajar sólo hasta que el fémur quede paralelo al suelo (90º de flexión de rodilla) para evitar hiperpresión en la rótula y subir hasta arriba del todo para trabajar el recorrido completo de la rodilla.
-Leg side pump: para trabajar addutores. Insistir en alineación.

BARRIL: estiramientos de cuádriceps, isquiotibiales, addutores.

SUELO: resulta menos específico para la condromalacia ya que se actúa más a nivel de columna, abdomen y pelvis. Los ejercicios más interesantes que podemos utilizar son:

-Shoulder bridge: trabaja los isuiotibiales y el recto anterior del cuádriceps. Insistir en alargar rodillas. Se pueden hacer variaciones haciendo flexo-extensión de cadera con una pierna estirada en el aire.
-Side kick: para alargar la musculatura posterior.

¿Quieres leer acerca del metabolismo óseo?

imageJuncal Luque Ovejero

Clínica Fisioterapia Aluche

Tel:620410234
Fisioterapeuta Colegiada nº3906
contacto@fisioterapiaaluche.com