Anatomía: empezando por el comienzo

Querido lector:

Esta sección nace de la curiosidad y el interés por todo aquello que nos permite ser seres autónomos, con distintas configuraciones emocionales y genéticas, pero con un patrón primario común.

Estudiante de fisioterapia y técnico superior en AFE (actividades físico deportivas) escribiré a partir de mis conocimientos, del contraste de opiniones y de la síntesis de información que iré sacando de apuntes, libros y textos científicos. Las citas y los autores vendrán referenciados al final de cada artículo, salvaguardando así la propiedad intelectual y brindando, a los lectores que lo convengan, la oportunidad de poder ampliar la información.

Cuando Andrea Fuente me ofreció la oportunidad de participar como colaborador en su página web para hacer descripciones de sistemas y grupos musculares, me planteé algunos temas de partida, después de reflexionar, me di cuenta que no tendría sentido si primero no os contara de dónde salían todas estas cosas. Por eso iniciaré esta serie de artículos hablando desde la misma génesis del ser humano, la embriología y el proceso que el embrión humano sigue hasta que una madre da a luz.

Dada la complejidad del tema espero hacerme lo más comprensible posible y lograr que las publicaciones sean de vuestro agrado e interés.

Generalidades

Los ovarios pertenecen al sistema reproductor femenino y son dos glándulas situadas a ambos lados de la cavidad uterina, comunicados entre ellos por las trompas de Falopio.

Estos son los encargados de albergar y proporcionar las condiciones idóneas para el crecimiento de los óvulos y la producción de las hormonas femeninas (hormona estrogénica o folicular y progesterona).Se estima que al largo de la vida fértil de la mujer los ovarios producen alrededor de 400.000 óvulos, que irán madurando progresivamente en cada ciclo menstrual hasta la fase conocida como menopausia, en esta etapa, los ovarios dejan de producir óvulos.

Captura1

En el hombre, encontramos los testículos dentro de la bolsa del escroto, comunicados con la glándula seminal mediante el conducto eferente.

Los Túbulos seminíferos de los testículos son los encargados de producir los espermatozoides, que más tarde serán almacenados y madurados en el epidídimo. La próstata y la glándula seminal, son las encargadas de producir enzimas, fructosa y lubricante que favorecerá el movimiento de los espermatozoides. A diferencia de la mujer, el hombre puede producir durante toda la vida esperma, llegando a eyacular de 200 a 400 millones. Por contrapartida, a cierta edad se inhibe la capacidad eréctil.

Como bien sabréis el ciclo menstrual de la mujer dura 28 días más o menos. Estos 28 días se dividen en dos fases principales. En una primera fase, encontraríamos la formación y maduración del ovulo, durante este proceso podemos observar una bajada leve de la temperatura corporal seguido de un aumento. Esta primera fase también se caracteriza por el aumento hormonal y proliferación del endometrio, donde más tarde se implantará el zigoto (ovulo fecundado) dándonos así la mitad del proceso como los días más fértiles de la mujer (48 a 72 horas después de la ovulación). En una segunda fase, encontraríamos que el ovulo no fecundado se desprende de las trompas de Falopio. Esto conjuntamente con la pared ensanchada del endometrio son desechados, produciendo así la menstruación.

Captura

Dado que este no será nuestro caso, ya que quería contaros como se forma el embrión vamos a imaginar que el día 15 se ha producido un coito, y los espermatozoides se encuentran en la cavidad uterina, estos tendrán que viajar hasta el final de las tropas de Falopio para poder fecundar el ovulo. Durante el viaje por esta, se presenta el proceso de capacitación, este proceso se caracteriza porque solo los que sobrevivan a los cambios de glucoproteínas de la mucosa vaginal tendrán la posibilidad de fecundar el ovulo. Este proceso conjuntamente con que el ovulo solo puede ser fecundado por un esperma y este también presenta otra fase de capacitación, a veces dificultara la fecundación de este produce la ruptura de capilares y vénulas, produciendo un leve sangrado a veces confundido con una menstruación débil, que en realidad es el inicio del proceso de gestación.

Segunda semana, esta fase se caracteriza por la continua proliferación celular y creación del disco bilaminar. A los 9 días se forma la membrana exocelómica, entre los días 10-11 el retículo extraembrionario, a los 12 días se genera el mesodermo extraembrionario y empieza a perder el retículo extraembrionario. A los 13 días se produce un estrangulamiento del saco vitelino primario para así alcanzar el definitivo.

Captura5

Y aquí es donde quería llegar, la tercera semana se caracteriza por el proceso de gastrulación y formación del disco trilaminar, esta fase se caracteriza porque de aquí salen los tejidos primitivos del cuerpo humano.

A los 15 días una parte del Epiblasto entra en la estría primitiva y forma una nueva capa que se llamará Mesodermo, este a partir de la cuarta semana será el encargado de formar somitas estas dependiendo de la “especialización” van a formar.

  • Dermatoma ? dermis
  • Miotoma      ? epimere  ? músculos dorsales; hipomere ? músculos ventrales
  • Esclerotoma ? hueso

El Epiblasto y Hipoblasto cambiaran el nombre y pasaran a llamar-se Ectodermo y Endodermo. El Ectodermo pasará a formar la placa neural y el Endodermo se plegará así formando la Notocorda. Alrededor del día 21 el Ectodermo habrá formado el pliegue neural y el surco neural, para más tarde volverse a plegar y pasar a formar el tubo neural.

El ectodermo lo dividiremos en dos grupos.

  • Ectodermo superficial: este formará la epidermis, cabello, uñas, glándulas cutáneas, glándulas mamarias, hipofisis anterior, oído interno…
  • Neuroectodermo: se subdivide en dos grupos según la evolución de la cresta neural y el tubo neural. A partir de estas dos estructuras saldrá el sistema nervioso, la retina y la hipófisis posterior.

 El Endodermo se especializará en partes de tejidos del sistema respiratorio, digestivo y algunas del sistema auditivo he endocrino

A partir de la cuarta semana, se llevará a cabo la organogénesis, a partir de la evolución del disco trilaminar, como os he contado en el punto anterior. Y así ira evolucionando hasta la plena formación del embrión. Dado que todo este proceso se da en el vientre materno, el ser humano sigue madurando hasta los 18-20 años que es cuando alcanza la máxima maduración, este y otros temas los iré especificando en publicaciones posteriores.

Captura7Captura6

Libros empleados para la composición de este artículo:

1- Sadler, Langman, Embriología médica, 8ª edición, Ed. Panamericana

2- Moore, Persaud, Embriología básica, 5ª edición, Ed. McGraw-Hill Interamericana

3-Carlson, Embriología humana y biología del desarrollo, 3ª edición, Ed. Elsevier

4-Moore, Persaud, Embriología clínica, 7ª edición, Ed. Elsevier

Escrito por : Joaquim Planchería Ramón. Estudiante de Fisioterapia
Y ahora te dejamos con este interesante vídeo sobre el tema