Protocolo de clases grupales con reformer

QUE ES PILATES EN GRUPO

Definición

· Ofrecer un entrenamiento que resulte progresivo, motivador, seguro y razonablemente variado.

· Las clases grupales son siempre de entrenamiento. La post-rehabilitación, reeducación postural y otras necesidades específicas deben atenderse en un programa individual.

· No confundir que pilates sea una disciplina “cuerpo-mente” con que sea una técnica de relajación, meditación o estiramiento pasivo.

A quiénes van dirigidas

· Las clases grupales en reformer van dirigidas a adultos de todas las edades y de ambos sexos que estén saludables y no presenten lesiones o patologías que les impidan realizar por lo menos un 90% del repertorio

básico.

· El número ideal de participantes debería ser entre 4 y 8.

Qué equipamiento se necesita

· Reformers (en línea o enfrentados), caja. Adicionalmente, se pueden ir incorporando otros accesorios de reformer (tabla de saltos, palos, plataformas, bandas, anillo mágico, tonning balls, etc.)

Armado de los grupos:

· Lo ideal es armar grupos lo más homogéneos posibles, en lo posible en cuanto a:

o Aptitud para el aprendizaje y sus personalidades;

o Condición física y

o Segmentos de edades.

De no ser posible, se deberá priorizar exactamente en este orden.

o Características Personales.

· Se recomienda que no se mezclen las personas de diferentes niveles pero desgraciadamente ocurre. Y cuando esto sucede se debe respetar el nivel que se promociona, nunca bajarlo porque hay gente de otro nivel.

· Grupo fundamentos: Los grupos de iniciación deben ser grupos temporales de entre 4 a 8 clases para luego derivar a estos nuevos clientes a un grupo de nivel esencial. De esos grupos el cliente debe salir sabiendo los principios y fundamentos y conociendo el programa de ejercicios básicos.

ESTRUCTURA Y PLANIFICACION DE LA CLASE

En una clase de pilates existen gran variedad de ejercicios y series de ejercicios, cuyos objetivos finales los podemos reducir a 3 conceptos:

· Movilizar articulaciones

· Flexibilizar

· Fortalecer (En todas las capas: Ya sea de músculos profundos e intermedios (estabilidad, postura) y músculos de las capas externas (movilización).

Con estos tres conceptos desarrollamos las primeras tres pautas para planificar una clase:

  • MOVILIZAR: La columna, la pelvis, la cintura escapular (como prioridad) y las articulaciones de la periferia.

  • FORTALECER: los músculos del núcleo y los de las capas profundas (como prioridad) y los músculos de las extermidades superior e inferior en segundo término.

  • FLEXIBILIZAR: los músculos posturales (como prioridad) y los músculos periféricos y movilizadores en segundo término.

Cualquier ejercicio de pilates se puede clasificar en alguno de estos 3 grupos y también hay ejercicios que pueden formar parte de mas de un grupo a la vez (Por ejemplo, combinan: fortalecimiento con flexibilización y movilidad).

Además tener presente al planificar las siguientes cinco pautas:

  • PLANOS DE MOVIMIENTOS: realizar movimientos en todos los planos posibles (frontal, sagital y transversal, eso significa: movimientos de flexión, extensión, inclinación lateral, rotaciones, aducción, abducción y movimientos específicos de la pelvis y de la cintura escapular.

  • GRUPOS MUSCULARES: ejercitar todos los grupos musculares para no generar desequilibrios (Núcleo; Espalda dorsal; Cintura escapular; Brazos; Pelvis (músculos movilizadores); Piernas, etc.

  • CAMBIO DE POSICIÓN DEL CUERPO: ejercitar en diferentes posiciones: supino, prono, sentado, cuadrúpedo, de rodillas, de pie, decúbito lateral.

  • FRENTES Y DIRECCIONES DE TRACCIÓN: con respecto a la barra de pie del reformer: de frente, de espaldas, de perfil.

  • SEGURIDAD: un punto importante a tener en cuenta en la planificación al momento de decidir las secuencias y ejercicios.

    Tener bien claro el nivel que tiene un grupoy las dificultades a las que pueden responder.

RESUMIENDO PARA LOGRAR UNA CLASE EFECTIVA, SEGURA, ORGANIZADA Y DINAMICA, ES FUNDAMENTAL TENER EN CUENTA LOS OCHO PUNTOS ANTES MENCIONADOS.

EL ROL DEL CLIENTE

· Antes de la clase: ser puntual. Informar si tiene algún problema físico en particular a tener en cuenta en la clase. Tener todos los elementos extra para la clase a mano antes de empezar.

· Durante la clase: Realizar los cambios necesarios en la máquina entre un ejercicio y el siguiente: cambio de muelles, colocación de un suplemento para sentarse, colocación del cajón, etc.

· Al final de la clase: volver a dejar todos en orden como estaban al empezar la clase

EL ROL DEL MONITOR

· Antes de un ejercicio: indicar la carga, el nombre del ejercicio (o la serie), detallar la posición de partida y las advertencias de seguridad. Si es un ejercicio nuevo (o el grupo es relativamente nuevo), describir el ejercicio brevemente para que los clientes lo recuerden (movimiento y respiración).

· Durante el ejercicio: repetir el patrón de respiración, realizar correcciones verbales (generales y particulares, por nombre) y recordar los puntos en los que se suelen cometer errores.

· Al finalizar la clase: completar la planilla con los ejercicios realizados ese día.

· Tratar de hacer respetar al máximo los fundamentos sin atentar contra la fluidez, es decir sin excederse en extensas explicaciones teóricas que rompan el ritmo de la clase.

· Cambiar de posición de observación es vital, ayuda a corregir mejor y a dar mejores instrucciones

· Para mantener un ritmo fluido entre ejercicios, es importante ir siempre un paso por delante del cliente. Debemos saber exactamente el ejercicio que haremos a continuación antes de que el cliente acabe el anterior.

· Es muy importante en un grupo poner mucho énfasis en la correctas posiciones de partida

· No es posible corregir todos los errores que se observan. Puede ser necesario dejar algunos errores pequeños en beneficio del ritmo de la clase.

· Elegir qué errores corregiremos teniendo en cuenta siempre la seguridad del cliente.

· Evitar en general el contacto físico con el cliente. Muchas veces es imprescindible tocar al cliente, este “toque” debe ser preciso, corto y suave para no perder mientras tanto el contacto con el resto de la clase

· Mostrar ejercicios puede resultar apropiado y a veces indispensable, pero la fluidez de la sesión se basa en nuestra capacidad de comunicar y corregir verbalmente.

· En ejercicios con entre 5 y 10 repeticiones, indicaremos los factores a considerar y las correcciones oportunas a lo largo de todas las repeticiones.

Así evitaremos que el cliente sienta que le llega demasiada información.

· En algunas clases nos podemos centrar en introducir nuevos ejercicios y en otras en el ritmo y la fluidez.

· Nos aseguraremos de que la clase acaba con algunos ejercicios que sirvan como vuelta a la calma.

MOTIVACION

La motivación debe mantenerse dentro del grupo a lo largo de cada clase y a lo largo del tiempo

Para ello es importante mantener un alto nivel de energía durante toda la clase.

Los clientes se alimentan de ella.

· Uso de las modificaciones para evitar el aburrimiento y para mantener el desafío

· Al introducir un ejercicio nuevo, debemos intentar relacionarlo, si es posible, con otro similar que el cliente ya conozca, para que pueda entender lo que se le está pidiendo.

· La modificación de un ejercicio puede utilizarse como transición hacia el ejercicio completo, a un ritmo seguro y motivador para el participante.

· Utilizando varias modificaciones, evitaremos que el programa se estanque, especialmente con clientes no capaces de realizar la versión completa de los ejercicios.

· También es útil enseñar variaciones empleando los accesorios (anillo, bandas de goma, etc.)

Progresión de nivel

· Hacer notar los progresos claramente los progresos tanto en la ejecución como en la incorporación de nuevos ejercicios.

· Es necesario que estas personas noten su progreso y hacerles saber cuándo el grupo pasa a un nivel mayor (de esencial a intermedio, por ej.)

· Hay que provocarles el deseo de estar en grupos de mejor nivel.

Correcciones vs. Motivación

· Las correcciones deben ser pequeñas porque si son grandes el cliente se pierde, y se pierde la fluidez de la clase. Este tipo de cortes en el ritmo hace que los clientes se defrauden y se sientan más inseguros. Un cliente defraudado es un cliente que a la larga no va a ver sus expectativas cumplidas y se perderá.

· Tratar de realizar las correcciones que el cliente pueda efectuar en ese momento. Si no está preparado para ejecutar la corrección, es mejor modificar el ejercicio.

· Dejar claro que este tipo de modificaciones no se deben a mala ejecución sino simplemente a que cada cuerpo es diferente y suele necesitar algún ajuste en los ejercicios y además es parte del progreso en el

perfeccionamiento de la técnica.

· Utilizar siempre un lenguaje positivo y mantener un tono de voz motivador al enseñar y al hacer correcciones, ya que la mayoría de las personas responden mejor a instrucciones positivas y palabras de aliento que a respuestas negativas y palabras detractoras.

DINAMICA DE GRUPOS

· Cada grupo es diferente y generalmente, la “personalidad” de cada grupo está definida por una o dos personas dentro del mismo.

· Frecuentemente encontraremos gente que altera el ritmo de la clase con menores o mayores consecuencias. El talento del instructor reside en poder manejar estas incidencias sin que se altere la fluidez de la clase:

Qué tipos de personalidades encontramos habitualmente:

· El demandante

· El sacrificado/sufrido

· El chistoso

· Las amigas

· El miedoso/Tímido

· El crítico

· El disperso/ausente

· El preguntón

¿COMO SER UN MONITOR DE GRUPOS EXITOSO?

Liderazgo motivador

· Monitores con mala actitud no sirven aunque sean muy prestigiosos.

· Utilizar un lenguaje positivo y mantener un tono de voz motivador al enseñar.

· Conocer los nombres de los participantes, presentar al nuevo miembro del grupo

· Nunca olvidar resaltar los progresos del grupo

· Conocer las distintas personalidades dentro del grupo y cómo tratarlas para mantener a todos motivados y sintiéndose protagonistas.

Comunicación

· Recordar que una clase de pilates se transmite fundamentalmente de manera verbal. Nuestro éxito como instructores depende de nuestra capacidad para poder motivar, corregir y enseñar nuevos ejercicios a través de la palabra.

· A mayor simplicidad y precisión en nuestra comunicación, más fácil será seguir nuestra clase

· Una buena y constante comunicación hace al ritmo fluido de la clase.

Formación y entrenamiento

· Mantenerse actualizado e incorporar nuevos ejercicios y elementos a las clases. Como en toda profesión docente, la capacitación es permanente y es lo que permite mantener las clases variadas y desafiantes.

· Mantenerse entrenado y experimentando ejercicios permite una mayor conciencia corporal y nos facilita poder transmitir estas sensaciones al cliente.

CONCLUSION

En una clase de Pilates el monitor debe garantizar la satisfacción del cliente. Si la expectativa que se genera un cliente antes de realizar su clase de Pilates se ve superada por la experiencia de realizarla, se logra el estado de deleite, de satisfacción en el cliente por el servicio recibido. Esta satisfacción es garantía de fidelidad y permanencia del cliente en el largo plazo. Hay distintos caminos para lograr la satisfacción del cliente, cada monitor deberá encontrar el suyo, pero siempre poniendo su máximo esfuerzo en centrar su atención al cliente y sus necesidades. Si esto se logra, usted será un monitor exitoso.

Autora: Laura Pelinski, Monitora Full Certification de Sott Pilates y miembro de la PMA. Directora de BMC Pilates.
mail: formación@bmcpilates.com

Texto protegido con copyright