Wellness como complemento al Pilates

El año 2020, con la llegada de la pandemia de Coronavirus, presentó un cambio de paradigma mundial en la realidad que vivimos día a día, y el Pilates no quedó exento de ello. Los estudios de Pilates, las clases a domicilio y los cursos de formación se encontraron en un callejón sin salida, en un principio. Los distintos confinamientos, mundialmente, dictaminaron que se debía suspender la actividad. El “Movimiento” es parte fundamental del método Pilates y la resolución fue que debíamos dejar de movernos, quedarse quieto, suspender nuestra actividad. ¿Cómo afrontar este incordio tan ajeno a nuestra filosofía? Ni lentos ni perezosos, y tal cual tuviéramos en nuestra clase a un nuevo alumno, difícil de descifrar, a quien le debemos diseñar una clase innovadora que “lo mueva” de sus exigencias de quietud, el sector Pilates comenzó un replantear nuevas estrategias para moldear un nuevo día a día que pudiera convivir con el Covid19 y lo incómodo de su irrupción; la actividad no permanecería quieta y hasta el presente continúa su proceso de reinvención.

Comenzó una revolución donde la conectividad online sería la primera herramienta que ayudaría al sector. Así las clases por videoconferencia en ZOOM, Meet o Skype, entre otras, se apoderaron de la solución. No solo las clases adoptaron ese formato, también las formaciones, congresos y webminares lo acogieron como un lugar seguro para subsistir. El formato online continúa vigente y podríamos decir que ¡llegó para quedarse!

Luego, algunos pudieron migrar las clases en línea a espacios al aire libre, como alternativa, y otros, porque la pandemia que se prolongaría en el tiempo, se vieron obligados paulatinamente a comenzar la apertura del espacio en sus estudios. Nada sería como en el pasado, un establecido contexto estresante cambió las reglas del juego. Distintas realidades se impondrían, tales como: mitad del aforo habitual de trabajo, protocolos de limpieza estrictos, distanciamiento social, tapabocas y sistemas de purificación de aire.

Estas distintas opciones se impusieron para poder continuar en actividad, no solo para la subsistencia del trabajo mismo sino también para acompañar los procesos de trabajo y aprendizaje de los alumnos del método. Como representantes de un estilo de vida saludable y en pro de la salud, supimos que esta trasformación debió ser necesaria para conservar el movimiento como premisa, algo tan importante para preservar la salud física y también mental. Simultáneamente, todo este proceso dejo en evidencia lo imperioso del constante progreso que debemos poner en ejercicio, ante lo cambiante de un mundo actual que “pide a gritos” más opciones para cuidarnos y prosperar ante las vicisitudes que se presentan.

La actividad del sector Pilates tuvo que cambiar su manera de desenvolverse y así evolucionar para continuar avanzando ante un mundo estresante, y se desplegó de manera brusca. Sin embargo, de un modo más paulatino y sin encontrarse forzado por una realidad abrupta, el Pilates viene presentando distintas alternativas para complementar su actividad ante una vida moderna que muchas veces se presenta agobiante. Dentro de ellas, se plantean enfoques donde la concepción del individuo con un desarrollo total y natural, implique la atención de lo físico, mental y espiritual. Esta filosofía podemos encontrarla plasmada también en los escritos de Joseph H. Pilates, ya por el año 1934 (YOUR HEALTH. A corrective system of exercising that revolutionizes the entire field of physical education).  Asimismo, comienza a florecer no solo ante las problemáticas actuales sino que se viene gestando desde hace mucho tiempo. Hoy podemos decir, que la era moderna ha podido plasmar esa idea de bienestar integral del individuo de una forma más declarada.

Sumar nuevas actividades complementarias en los centros de Pilates muchas veces nacen desde la necesidad propia del instructor de tener un enfoque más completo e integral en sus prácticas, y otras veces, desde la exigencia de un público moderno en busca de tratamientos holísticos para el cuidado de su salud. En los últimos años en todo el mundo, ciertos estudios de Pilates han añadido a sus servicios: asesoramiento en nutrición, clases de meditación, prácticas físicas con un enfoque en el bienestar mental y desarrollo espiritual, por nombrar los más sobresalientes. Así vemos plasmada la cosmovisión y filosofía que nos plantea el “Wellness”. Podemos apreciar, por ejemplo, una tendencia a adoptar la palabra WELLNESS junto a los nombres de los centros de Pilates, orientando al público la visión que quieren reflejar de su trabajo.

Pero en si mismo ¿Qué es el Wellness?

 

Podemos definirlo según la traducción del vocablo en inglés, como BIENESTAR. Pero siendo más amplios en su concepto, según “The National Wellness Institute” en Wisconsin, Estados Unidos, puede haber diferentes puntos de vista sobre lo que abarca, por lo que han llegado a un acuerdo general sobre el Wellness:

  • Es un proceso consciente, autodirigido y en evolución para alcanzar su máximo potencial.
  • Es multidimensional y holístico, y abarca el estilo de vida, el bienestar mental y espiritual y el medio ambiente.
  • Es positivo y afirmativo.

El instituto también propone un modelo de las 6 dimensiones del Wellness: emocional, ocupacional, físico, social, intelectual y espiritual; abordar las 6 dimensiones en nuestras vidas genera un sentido holístico de bienestar y satisfacción, que contribuyen a una vida saludable.

Asimismo, encuestas realizadas por el medio español “Wellness Spain Academy” a profesionales del Wellness sobre las tendencias 2021, revelaron los hábitos que suelen estar más vinculados al sector, los cuales son: salud, belleza, nutrición, ejercicio físico, equilibrio laboral y en economía, social y familiar e incluso el ámbito intelectual. Aunque los conceptos “cuerpo y mente” son de los más relacionados con el mundo Wellness, la visión holística que se plantea del ser humano, marca claramente una tendencia desde el plano más interno del individuo hacia la parte física y mental de la persona.

Así el Wellness se suma al mundo del Pilates como un componente complementario, muchas veces, ante búsquedas personales de cada profesional y también del público en general, en el contexto de un mundo actual que nos va haciendo conscientes que un estilo de vida saludable requiere más elementos a tomar en consideración para sobrevivir a los avatares modernos cotidianos.

Escrito por Ismael Valverde

Referencias de las imágenes en este artículo:

<a href=’https://www.freepik.es/fotos/personas’>Foto de Personas creado por pressfoto – www.freepik.es</a> <a href=’https://www.freepik.es/fotos/mano’>Foto de Mano creado por javi_indy – www.freepik.es</a> <a href=”https://www.freepik.es/fotos/personas”>Foto de Personas creado por pressfoto – www.freepik.es</a>