Incontinencia Urinaria ¿la tienes?

La Sociedad Internacional de Incontinencia define la Incontinencia Urinaria como “la pérdida involuntaria de orina a través de la uretra, objetivamente demostrable y que constituye para la persona que lo sufre, un problema social e higiénico” (Abrams et al., 2002). Se considera un síndrome multifactorial que puede deberse a lesiones del aparato genitourinario, cambios relacionados con la edad y situaciones comórbidas, entre otras causas (Aceytuno et al., 2008). A pesar de ello, es un síndrome infradiagnosticado e infratratado, ya que las personas que lo sufren no acuden a especialistas, y aunque no sea una enfermedad o patología en sí, supone un deterioro en la calidad de vida de las personas que la padecen, ya que la independencia y la autoestima se ven mermadas (Franco de Castro et al., 2009). Además, la incontinencia urinaria puede contribuir al aislamiento social, a trastornos depresivos y ansiosos, al incremento de caídas y fracturas por urgencia miccional, y también a la institucionalización (Aceytuno et al., 2008).

El envejecimiento genera una serie de cambios en el organismo, tanto en el aparato urinario, como en la próstata, la vagina, y el suelo pélvico, entre otros, condicionando a una mayor vulnerabilidad de las personas mayores para sufrir incontinencia. La pérdida de la continencia lleva consigo un número variado e importante de repercusiones tanto médicas como psicológicas y sociales que deterioran considerablemente la calidad de vida. No obstante, la incontinencia tiene soluciones individualizadas si se consulta al médico, se siguen sus recomendaciones y se cumple el tratamiento (Buitrago Sivianes et al., 2013).

La incontinencia urinaria tiene un impacto negativo en las ocupaciones, principalmente en la participación social y en actividades de ocio. Además, puede provocar diferentes tipos de limitaciones, entre las que se encuentran las limitaciones físicas, en la realización de actividades deportivas, como también la pérdida de la actividad sexual o limitación en la misma. También puede afectar psicológicamente a la persona, pudiéndose relacionar con la pérdida de autoestima, apatía, depresión o sentimientos de culpabilidad. Por otro lado, las personas que tienen incontinencia urinaria deben tomar precauciones en cuanto a la ropa, la protección de la cama, entre otras, que los limitan en su día a día. Debido a esto, es uno de los motivos por los que la persona mayor es institucionalizada (Bienestar, 2015; Redpacientes, 2014).

Es difícil cuantificar cómo de frecuente es la incontinencia urinaria en nuestra sociedad, o lo que es lo mismo cuál es su prevalencia. Según los escritos y tipos de estudios, las cifras varían. El Instituto Nacional de Estadística de España (INE) arroja las que, posiblemente, sean las cifras más conservadoras. Según este organismo (año 2014), alrededor de un 4% de personas entre 55 y 64 años la padecen; un 7,5% de los que tienen entre 64 y 74 años, un 17% de aquellos entre 75 y 84 años de edad. Esas son las cifras medias, pero las mujeres siempre suelen padecerlo un poco más, y en todos aumenta con la edad. En contraposición a los datos obtenidos a través del INE, según la Guía de Práctica Clínica en Geriatría sobre la incontinencia urinaria, ésta es uno de los problemas más frecuentes en las personas mayores (con una prevalencia del 14% en hombres y variando entre un 30 y un 50% en mujeres), aunque la cifra absoluta dependerá del rango de edad y será mayor, posiblemente, si las personas están institucionalizadas. En un estudio realizado en una institución en Madrid, se obtuvo una prevalencia de la incontinencia urinaria del 53,6% (48,7% en varones y 55,2% en mujeres), lo cual avala los datos extraídos de la Guía de Práctica Clínica en Geriatría sobre la incontinencia urinaria, frente a los datos obtenidos en el INE (Villanueva et al., 2011).

¿Cómo puede influir esto en el entorno de pilates?
Tus clientes, y tú también, podrías estar padeciendo incontinencia urinaria, incluso sin saberlo. En primer lugar es importante concienciar de que ningún tipo de pérdida involuntaria de orina se considera normal o inevitable. Debemos aspirar a mantener nuestro sistema urinario lo más funcional posible, durante el mayor tiempo posible.
El ejercicio físico puede tener impacto sobre la situación de continencia y por eso tiene sentido que como entrenador estés medianamente informado. Pero, primeramente, hemos de tener presente que estos son datos sensibles, de naturaleza personal, que deben manejarse en entornos de total confidencialidad, y con delicadeza. Los aspectos éticos y morales de tratar estos aspectos de la salud de una persona han de ser primordiales. Mejor no meterse donde uno no debe.

Pero si sientes que la relación profesional entre tú y tu cliente tiene suficiente confianza y privacidad, es posible que os interese a todos, por un lado detectar posibles incontinencias y por otro lado llevar un seguimiento de la evolución. Como mencionábamos, es innegable que la práctica de ejercicio puede tener efectos sobre el tema y un profesional responsable puede querer “monitorizar” si el progreso está siendo el deseado, o no. Evidentemente, para ir tomando decisiones al respecto a medida que la información se vaya descubriendo. Por eso, desde FuentePilates.es hemos hecho una muy escueta selección de herramientas que quizá puedan ser de utilidad.

En las líneas que siguen, te presentamos tres cuestionarios que podrían ayudarte.

  • El primero es ultra breve. Se llama Test de severidad de Sandvick y está diseñado para detectar la “intensidad” de la disfunción física.
  • El segundo es el denominado Cuestionario de impacto de la incontinencia urinaria en la calidad de vida de la mujer, y pretende valorar cuánto afecta a cada mujer la incontinencia. Posiblemente se puede usar con hombres, aunque no haya sido diseñado a tal efecto y quizá faltara añadir algunas particularidades de sus casos.
  • El tercero es un Cuestionario de Valoración de la Incontinencia urinaria que hemos encontrado en una guía geriátrica de Andalucía y nos ha parecido preciso, y sencillo. Además, tiene la particularidad de estar diseñado de manera diferente para hombres y para mujeres, lo que a nuestro entender es un acierto.

A la hora de elegir uno u otro es importante que tengas en cuenta:
1) Si la relación profesional con el cliente o la clienta puede asumir este cuestionario
2) Elegir el cuestionario adecuado en función del uso que se vaya a hacer de él. De nada sirve extraer datos que después no se pueden manejar o afectar. Además, roza la ilegalidad preguntar asuntos fuera de las competencias de tu práctica profesional.
3) Realizar el cuestionario en un entorno de privacidad adecuado, y garantizando la confidencialidad, en la entrega de datos, su custodia y procesamiento.
4) Realmente hacer uso profesional de esa información, velando por el mejor interés de nuestro cliente.

Veamos en qué consisten los cuestionarios.

PRIMERA OPCIÓN. Test de severidad de Sandvick
Preguntas para evaluar la gravedad de los síntomas de incontinencia de orina en la mujer. Son sólo dos preguntas

  • ¿Con qué frecuencia se le escapa la orina?
    [Nótese que el cuestionario original no dispone de valor cero pero se podría introducir aquí para encuestar a todo tipo de público]
    1. Menos de una vez al mes
    2. Algunas veces al mes
    3. Algunas veces a la semana
    4. Todos los días y/o noches
  • ¿Qué cantidad de orina se le escapa cada vez?
    [Nótese que el cuestionario original no dispone de valor cero pero se podría introducir aquí para encuestar a todo tipo de público]
    1. Gotas (muy poca cantidad)
    2. Chorro pequeño (una cantidad moderada)
    3. Mucha cantidad

El índice de gravedad se calcula multiplicando el resultado de las dos preguntas y después se categorizan de la siguiente forma:
1-2= leve
3-6 = moderada
8-9 = grave
12 = muy grave
Para el cálculo en análisis estadístico, para control de resultados, se recomienda añadir valor cero cuando se han vuelto continentes.
Referencias:
– Sandvick H, Seim A, Vanvik A, Hunskaaar S (2000) A severity index for epidemiological surveys of female urinary incontinence: comparison with 48-hour pad-weighing tests. Neurourol Urodyn 19:137-145.
– Hanley J, Capewell A, Hagen S (2001) Validity study of the severity index, a simple measure of urinary incontinence in women. BMJ; 322:1096-1097.
– Hogne Sandvik H, Espuna M and Hunskaar S. Validity of the Incontinence Severity Index: Comparison with Pad-Weighing Tests (in press).

2ª OPCIÓN: Cuestionario de impacto de la incontinencia urinaria en la calidad de vida de la mujer

  • 1. ¿PRESENTA INCONTINENCIA URINARIA EN REPOSO, ACOSTADA O SENTADA?
    a) Nunca
    b) A veces
    c) Siempre
  • 2. ¿PRESENTA INCONTINENCIA URINARIA MIENTRAS TOSE, ESTORNUDA O SE RÍE?
    a) Nunca
    b) A veces
    c) Siempre
  • 3. ¿PRESENTA INCONTINENCIA URINARIA MIENTRAS HACE ESFUERZOS, EJERCICIOS AERÓBICOS O CON MULTIFUERZA?
    a) Nunca
    b) A veces
    c) Siempre
  • 4. ¿PRESENTA INCONTINENCIA URINARIA MIENTRAS REALIZA SU ACTIVIDAD SEXUAL?
    a) Nunca
    b) A veces
    c) Siempre
  • 5. ¿PRESENTA INCONTINENCIA URINARIA RELACIONADA CON MOMENTOS DE URGENCIA URINARIA?
    a) Nunca
    b) A veces
    c) Siempre
  • 6) ¿PRESENTA INCONTINENCIA URINARIA CON LA VEJIGA LLENA O INCLUSIVE CON LA VEJIGA CON POCA ORINA?
    a) Nunca
    b) A veces
    c) Siempre
  • 7. ¿LA INCONTINENCIA URINARIA REPERCUTE NEGATIVAMENTE EN SU ACTIVIDAD SEXUAL?
    a) Nunca
    b) A veces
    c) Siempre
  • 8. ¿LA INCONTINENCIA URINARIA LA HA LIMITADO EN SU VIDA SOCIAL (RECREACIÓN, REUNIONES)?
    a) Nunca
    b) A veces
    c) Siempre
  • 9. ¿LA INCONTINENCIA URINARIA LA HA LIMITADO Y AFECTADO NEGATIVAMENTE EN SU TRABAJO?
    a) Nunca
    b) A veces
    c) Siempre
  • 10. ¿LA INCONTINENCIA URINARIA LA HA CONVERTIDO EN UNA PERSONA SOLITARIA Y APARTADA?
    a) Nunca
    b) A veces
    c) Siempre
  • 11. ¿LA INCONTINENCIA URINARIA HA PROVOCADO EN USTED CRISIS DEPRESIVAS O DE ANGUSTIA?
    a) Nunca
    b) A veces
    c) Siempre
  • 12. ¿NECESITA USTED USAR PAÑALES O TOALLAS DIARIAMENTE POR SU INCONTINENCIA URINARIA?
    a) Nunca
    b) A veces
    c) Siempre
  • 13. ¿CREE USTED QUE LA INCONTINENCIA URINARIA TIENE TRATAMIENTO?
    a) Nunca
    b) A veces
    c) Siempre
  • 14. ¿SE SOMETERÍA USTED A ALGUNA MODALIDAD DE TRATAMIENTO PARA MEJORAR Y/O CURAR SU INCONTINENCIA URINARIA?
    a) Nunca
    b) A veces
    c) Siempre

Claramente, la redacción del cuestionario podría quizá enmendarse un poquito, pero os lo presentamos en su versión original, por ser esto más riguroso.
Una vez cumplimentado el cuestionario por parte de la clienta, debemos extraer los resultados. Todas las respuestas [Nunca] añaden 0 puntos; las respuestas [A veces] añaden 1 punto; y las respuesas [Siempre] aportan 2 puntos cada una.
Si se obtienen entre 0 y 14 puntos, se considera repercusión ligera o moderada. La repercusión se define como intensa si la puntuación oscila entre 15 y 28 puntos.

3ª OPCION: Cuestionario de Valoración de incontinencia urinaria
Mujeres:
a.- ¿Tiene sensación de peso en la zona genital? Sí – No
b.- ¿Al subir o bajar escaleras se le escapa la orina? Sí – No
c.- ¿Cuando ríe se le escapa la orina? Sí – No
d.- ¿Si estornuda se le escapa la orina? Sí – No
e.- ¿Al toser se le escapa la orina?

[Nota para el evaluador exclusivamente: La respuesta afirmativa de al menos 4 de estas preguntas tiene un valor predictivo en la mujer para incontinencia de esfuerzo del 77,2%]

f.- Si está en la calle y tiene ganas de orinar ¿entra en un bar y, si el servicio está ocupado, se le escapa la orina? Sí – No
g.- Cuando abre la puerta de casa ¿ha de correr al servicio y alguna vez se le escapa la orina? Sí – No
h.- Si tiene ganas de orinar, ¿tiene sensación de que es urgente y ha de ir corriendo? Sí – No
i.- Cuando sale del ascensor, ¿tiene que ir de prisa al servicio porque se le escapa la orina?

[Nota para el evaluador: La respuesta afirmativa de al menos 3 de estas preguntas tiene un valor predictivo positivo en la mujer para incontinencia de urgencia del 57,6%]

Hombres
a.- Si oye ruido de agua o pone las manos en el agua fría, ¿nota ganas de orinar? Sí – No
b.- Si está en la calle y tiene ganas de orinar ¿entra en un bar y si el servicio está ocupado se le escapa la orina? Sí – No
c.- Cuando abre la puerta de casa, ¿ha de correr al servicio y alguna vez se le escapa la orina? Sí – No
d.- Si tiene ganas de orinar, ¿tiene sensación de que es urgente y ha de ir corriendo? Sí – No
e.- Cuando sale del ascensor, ¿tiene que ir de prisa al servicio porque se le escapa la orina?

[Nota para el evaluador: la respuesta afirmativa de estas 5 preguntas tien un valor predictivo positivo en el hombre para incontinencia de urgencia del 30,4%, la respuesta negativa tiene un valor predictivo negativo del 77%].

f.- Cuando acaba de orinar, ¿tiene la senscación que tendría que continuar y no puede? Sí – No
g.- ¿Tiene poca fuerza el chorro de la orina? Sí – No
h. ¿Va a menudo al servicio y orina poca cantidad? Sí – No

[Nota para el evaluador: la respuesta afirmativa de stas 3 preguntas tiene un valor predictivo positivo en el hombre para incontinencia por obstrucción prostática del 66,7%, la respuesta negativa tiene un valor predictivo negativo del 80%].

Hay un cuarto cuestionario importante a tener en cuenta. Se trata de la versión española del International Consultation on Incontinence Questionnaire-Short Form, escrito por Espuña y colegas. Su acceso es de pago pero si puedes conseguirlo, puede también merecer la pena.

Nuestras recomendaciones son:
No olvides pensar qué uso darás a estas herramientas si decides usarlas. ¿Cómo y cuándo impartirás el cuestionario? ¿Cómo seleccionarás a quién hacérselo y a quién no? ¿Qué harás con el resultado inicial? ¿Cuándo repetirás el cuestionario? ¿Qué harás si el resultado indica mejoría? ¿Qué harás si el resultado indica empeoramiento?

¿Tienes algún/a cliente/a al que desearías asesorar inicialmente?
Este link de la clínica Mayo es muy completo y podría ayudaros a ti y a la otra persona a entender mejor la situación .
Recuerda que se trata de una situación complicada, a menudo causada por diversos motivos y con implicaciones amplias a nivel de salud física y emocional. Si hay un problema, lo apropiado es que lo maneje un especialista.

Esperamos que esta información os haya sido útil. Si os gusta, por favor seguidnos en algunas o todas nuestras redes (Facebook, Youtube, Instagram, Twitter). Los contenidos que publicamos en cada canal son diferentes y complementarios. Creados y destinados al público profesional del pilates del mundo hispanohablante. Con la intención de generar y profesionalizar la comunidad, entre todos. ¡Háblale a tus colegas de nosotros!

Muchas gracias.

Contenido relacionado: Musculatura del suelo pélvico