Descubre a los pre-Elders del Pilates

Cada día sabemos más acerca de los primeros profesores de Pilates tras Joe y Clara. Nos lo cuenta Jonathan Grubb, investigador de Pilates y residente en la Isla de Mann.

La mayoría de los entusiastas del Pilates han oído hablar de los Pilates Elders, a quienes se conoce como la primera generación de personas que, habiendo entrenado con Joseph Pilates, luego pasaron a enseñar el método Pilates como forma de ejercicio para otras personas. En estos últimos meses, he estado compartiendo mis averiguaciones sobre otras personas, a los que he venido a llamar pre-Elders, y de los que se ha hablado poco o nada y han pasado bastante desapercibidos dentro del mundo del Pilates. Me ha motivado muchísimo la enorme cantidad de comentarios positivos que he recibido a través de mi Grupo de Facebook  “Joseph’s Legacy – Pilates 100 +”, acerca de las entradas que he ido paulatinamente haciendo al respecto de este tema.

“Se conoce muy poco sobre los que he denominado pre-Elders “

 

Estoy muy agradecido a Andrea Fuente Vidal, por invitarme a escribir este artículo, que será publicado en español, y en el que englobo la esencia de aquello que he ido publicando en el Grupo sobre los pre-Elders del Pilates.

Cuando comencé a practicar Pilates, lo único que sabía de Joseph Pilates era que montó un estudio en Nueva York y que durante los años 50 y 60 algunas de las personas que entrenaban con él procedieron a abrir sus propios estudios, habiendo sido Carola Trier la primera mujer en abrir un estudio de Pilates.

Por eso, a medida que fui investigando, me causó enorme sorpresa descubrir que hubo muchas otras personas que enseñaban Pilates, mucho antes que los Pilates Elders. A parte del estudio de Joseph en Nueva York y el de Fred Pilates en Saint Louis, en el año 1941 había otros dos estudios de Pilates, ¡dirigidos por personas de las que yo nunca había oído hablar, y que contaban con el beneplácito de Joseph para ejercer!

“Hubo muchas otras personas que enseñaban Pilates, mucho antes que los Pilates Elders”

 

En un anuncio de 2 de Febrero de 1941, que apareció publicado en el periódico St Louis Post Despatch, se publicitaba dos “Pilates Perfect Body Gym Studios”, al parecer ubicados en Denver y en Atlanta, EE.UU.

Comencé a indagar acerca del estudio en Denver, y tuve la enorme fortuna de encontrar un artículo de periódico en el que entrevistaban a Joseph Pilates y decía que su sobrina y su sobrino dirigían un estudio en Denver. Esto me llevó a averiguar que el estudio estaba ubicado en el Denver Athletic Club. Las investigaciones que siguieron mostraron que la hermana de Joseph Pilates, Helene Anna Pilates, quien había llegado a los Estados Unidos antes que Joseph, tenía una hija llamada Hildegard Jeanne Mencke, quien se casó y trasladó su residencia a Denver. Posteriormente, conseguí encontrar a la hija de Hildegard, quien confirmó que Hildegard efectivamente había tenido un estudio en Denver, que codirigía junto a su marido, Jack Brady. Tanto Hildegard como Jack habían entrenado con Joseph en Nueva York, alrededor de 1938/39, antes de casarse y mudarse a Denver para abrir ahí el estudio dentro del Denver Athletic Club. Es más, en la publicación de 12 de Diciembre de 1951 del Berkshire Evening Eagle, Joseph había declarado que Hildegard y su marido serían los que tomarían el relevo de la dirección de su estudio en Nueva York cuando él se retirara. Tristemente, esto no llegó a suceder pues Hildegard y su marido se divorciaron en 1952, tras lo cual Hildegard quedó a cargo de dos hijos pequeños. Jack se marchó de la zona y Hildegard no pudo continuar ocupándose del estudio de Denver, ni prepararse para tomar el relevo del estudio de Joe en Nueva York.

El estudio de Atlanta estaba a cargo de Dorothy Alexander, y era parte del Atlanta Ballet, que ella misma había constituido en Atlanta. La influencia en Dorothy, tanto desde la perspectiva de la danza como del Pilates, la convierte en una figura muy relevante, pues fue posiblemente la primera mujer en abrir un estudio de Pilates, y con anterioridad al de Carola Trier, que abrió sus puertas por primera vez en el año 1960.

Dorothy Alexander

“Dorothy Alexander fue posiblemente la primera mujer en abrir un estudio de Pilates”

Nacida en 1904, Dorothy constituyó una compañía de danza en 1929 denominada Dorothy Alexander Concert Group y que, posteriormente, en 1941 pasó a llamarse Atlanta Civic Ballet. Esta última sigue existiendo en nuestros días y se la conoce como el Atlanta Ballet. Recientemente, he tenido el gran placer de hablar sobre Dorothy con Anne Burton Avery, una ex prima ballerina del Atlanta Ballet, que entrenó desde los seis años con Dorothy. Anne recuerda que Dorothy “englobaba tanto la esencia espiritual de la danza conforme a las enseñanzas de Isadora Duncan, como también la necesidad de fuerza y disciplina. Y a ese respecto, Dorothy se aseguraba de que sus bailarines hicieran rutinariamente sus ejercicios de Pilates”. Anne recuerda con orgullo que “todos teníamos que hacer un ejercicio que se llamaba ‘The Hundred’”. Anne también me comentó que recuerda haber empleado asiduamente el reformer, y me envió un artículo de periódico en el que se describía el reformer de la siguiente manera: “dependiendo de cómo uno lo mire, el Reformer Universal de Pilates – conocido en los círculos del Atlanta Ballet como la Contrology machine (máquina de la Contrología) – es o bien un milagro, o una máquina de tortura. Se asemeja a una mesa de autopsias y está equipado con unas cinchas de cuero y fuertes muelles de acero que dan miedo, diseñados para llevar a los músculos corporales a sus límites absolutos. “Es una verdadera máquina milagrosa”, declaraba Robert Barnett, Director Artístico del Atlanta Ballet. “Un bailarín puede venir de haber estado parado, y volver a estar en forma en el plazo de 2 semanas”.” El artículo también recoge una cita de Anne, explicando las bondades del reformer: “puede cambiar completamente la alineación del cuerpo y no compromete el sistema respiratorio. Me ayuda a portar mi tronco, en lugar de meramente arrastrarlo. Los jóvenes bailarines lo necesitan para fortalecer sus músculos. Yo lo necesito para la flexibilidad”.

Recientemente he averiguado sobre una posible pre-Elder, de la cual aún no he compartido ningún dato en ningún lugar, pues aún estoy investigando su historia completa. Lo que hasta ahora se sabe es que Molly Brumby fue alumna de Dorothy Alexander durante 17 años en el Atlanta Ballet y que se convirtió en prima ballerina de éste. Más adelante, Molly pasó a formar su propia compañía de ballet en Montgomery, EE.UU., que llegaría a convertirse en el Montgomery Civic Ballet. He encontrado un artículo de periódico que muestra que, antes de formar el Montgomery Civic Ballet en 1959, Molly fue a Nueva York para estudiar rigurosamente con Joseph Pilates, entre otros. No queda claro si en el Montgomery Civic Ballet Molly enseñaba o no Pilates, pero claramente aprendió y practicó Pilates con Dorothy Alexander y con el propio Joseph. Tras casarse con un oficial del ejército del aire,  Molly se estuvo moviendo por Europa y los Estados Unidos, y allá donde vivía ella enseñaba danza. Al retirarse al estado de Florida, se aficionó a pintar y a la fabricación de joyas, antes de fallecer en el año 2003.

Molly Brumby

“Aún estoy investigando la información completa de Molly Brumby”

Los ejercicios del método Pilates tuvieron influencia sobre el mundo de la danza, no sólo por los bailarines lesionados de Nueva York que acudían al vecino estudio de Joe, sino también por la Jacob’s Pillow Dance Academy, cuyo propietario Ted Shawn invitaba a Joe a dar clases allí. Se sabe que Joe impartió clases en Jacob’s Pillow muchos veranos, y existen también fotografías bien populares de sus clases de mat con los bailarines practicando Pilates bajo la instrucción de Joe.

Fue precisamente allí, en Jacob’s Pillow, donde otros dos pre-Elders del Pilates conocieron a Joe y a su método, lo aprendieron y después pasaron a enseñarlo a otros.

Virginia Butterfield nació en West Virginia, EE.UU. y falleció en 1971. Durante 12 años fue la ayudante de Ted Shawn en Jacob’s Pillow. Como ella misma lo expresó, allá “me ocupaba de la taquilla, cuidaba de la parte de gestión durante todo el año e incluso hacía el desayuno”. Seguramente tendría mucho contacto con Joseph Pilates, y no es de extrañar que Virginia encontrara la motivación de irse a entrenar con Joe y enseñar su método. Un artículo de 1943 que encontré en el Vancouver Sun afirmaba que Virginia enseñaba Contrología en Vancouver. He conversado con el nieto de Virginia, quien no sabía que su abuela había enseñado Pilates, pero sí sabía que el marido de una de las hijas de Virginia (su tío), quien falleció en 2020 a la edad de 96 años, había entrenado también en Nueva York con Joe en los años 40.

Virginia Butterfield

“Virginia Butterfield enseñaba Pilates en Vancouver”

 

Bertha Fried fue ayudante de Joseph Pilates y según un artículo de periódico de 1947 que encontré, estaba enseñando Contrología en el ahora desaparecido Hotel Santa Rita, en Tucson, Arizona. La edición del Baltimore Sun de 8 de Junio de 1952 informa que en 1952 Bertha hizo un discurso ante el Better Health Club de Baltimore, acerca de la Contrología. Berta aprendía danza con Carol Lynn Fetser, una reconocida formadora de danza. Durante muchos años, Carol fue la Directora Asociada de Jacob’s Pillow y los archivos de Jacob’s Pillow confirman que Berta se estuvo registrada como alumna allá en 1942 y 1945. Eso supondría que Bertha vivenció las enseñanzas de Joseph Pilates en Jacob’s Pillow antes de convertirse en una de sus ayudantes, como refleja el artículo incluido en la edición de 3 de Marzo de 1947 del Tucson Daily Citizen.

“Bertha Fried era Directora Asociada de Jacob’s Pillow”

 

Por último, una profesora que a día de hoy sigue siendo para mi un misterio es la Dra. Anita Hayes Kelley. Cursó estudios en la Universidad de Columbia y en la Facultad Nacional de Masaje y Fisioterapia.  Según afirman los periódicos, era docente de nutrición y ciencias de la salud, y en 1942 impartía conferencias acerca del arte y ciencia de la Contrología. Pero no se sabe nada más de ella. La investigación continúa y espero, más pronto que tarde, conseguir respuestas que poder compartir en mi grupo de Facebook “Joseph’s Legacy – Pilates 100 +”.

Si te gustó este artículo no olvides compartir con otros aficionados.

Y si te apetece saber más, aquí te dejamos otros artículos de Jonathan Grubb